John Wick, de Chad Stahelski

Tras el fallecimiento de su esposa, John recibe un regalo de parte de ella en forma de cachorro. Una noche, unos criminales entran a su casa para robarle el coche, dándole una paliza y matando al perro. En ese momento John decide vengarse retomando su antigua vida.

¿Quién es John Wick? Es la pregunta que nos hicimos todos los que nos acercamos a ver la película (en España llegó a través de NETFLIX y diferentes cadenas, nunca se comercializó en salas ni a la venta en formato doméstico). Y es la misma pregunta que se hace el cabecilla de los criminales que matan al cachorro y descubre la rabia en su padre, un gran jefe de la mafia rusa. John Wick es el hombre del saco, aquel al que se envía para aterrorizar. Una figura casi mística cuyo nombre impone. Un asesino perfecto que bien podría ser el protagonista de cualquier película nipona al más puro estilo Takeshi Kitano o John Woo. De hecho, para mi, “John Wick” es como un cruce entre cualquier argumento de serie B sobre venganzas protagonizado por Charles Bronson con un estilo visual cercano al anime.

Como se ha demostrada en varias ocasiones, no hace falta ser original ni tener un gran presupuesto para lograr una película que enganche y ofrezca una buena dosis de acción. Eso fue lo que demostró ésta cinta protagonizada por Keanu Reeves que acabó convirtiéndose en todo un éxito en 2014.
“John Wick” posee una historia de manual en que un antiguo sicario decide vengarse de quienes le han arrebatado lo que más le importaba en su vida. En este caso se trata de su cachorro, representación de su recién fallecida esposa, con lo que se dota al protagonista de un corazoncito a pesar de su sangre fría y sus buenas artes a la hora de dar muerte. Y es que John Wick ha buscado la redención desde que enfundó las armas gracias a la mujer de la que se enamoró. Como si de un William Munny se tratara, Wick ha intentado apartarse de su viejo, aunque el destino, siempre cruel, lo obliga a regresar a las sombras.

La cinta posee una introducción donde se nos presenta al personaje con planos que muestren su soledad y la ausencia de la otra persona (los dos espejo del baño; las dos tazas), y una carencia casi completa de diálogos. Una vez suceda el asalto sobre Wick y su mascota, la película se transforma en un thriller de acción donde se muestra un mundo oculto formado por asesinos con un código de honor que es fácil romper si la recompensa es lo suficientemente alta. Me gusta mucho cómo se describe esa hermandad de asesinos que se encuentra camuflada en un hotel, como si de un club exclusivo se tratara, con alta elegancia y sofisticación, dos de las señas de identidad de la película.
Pero vamos a la verdadera razón por la que gusta ver el film. Siempre me he considerado un admirador del cine de acción, pero en los últimos años casi todas las producciones catalogadas de esa forma resultaban decepcionantes (con muy honrosas excepciones) o parecían estar encadenadas al género superheroico. Por esa razón fue un soplo de aire fresco ver “John Wick”. Porque sin más pretensión que la de entretener, ofrece una generosa ración de tiros y peleas. La película protagonizada por Keanu Reeves está repleta de grandes secuencias de acción coreografiadas como si fuesen bailes, sólo que aquí la música es sustituida por el sonido de las balas. En especial hay que resaltar el ataque a la casa de Wick cuando éste está ya preparado, demostrando su pasión por rematar a su oponentes disparándoles en la cabeza. Dicha secuencia concluye con un gag entre el protagonista y un agente de policía que le pregunta si ha vuelto al trabajo, con lo que queda claro que el sicario es conocido en todas las esferas. La otra secuencia es la más memorable y remite al film de Michael Mann “Collateral” al introducir a Wick en un club nocturno y enfrascarse en un gran tiroteo. Las luces de neón rojo y el ambiente azul rodean a los personajes mientras la sangre salpica las paredes.

La película fue dirigida por Chad Stahelski, con la ayuda sin acreditar de David Leitch. A pesar del ajustado presupuesto con que trabajaron, la película luce de maravilla, cuidando la fotografía y la elaboración de los planos. Como antes he dicho, la cinta es pura Serie B y Stahelski es muy consciente de ello, pero la cubre con un manto más propio de serie A. Mencionar el uso de las frases que aparecen impresas cuando los personajes rusos hablan, destacando en relieve alguna que otra palabra de interés.
A pesar de la sencillez (y algún que otro fallo) del guion, se agradece el que construyan un mundo llamativo para los sicarios, dotando al film de personalidad.

El film volvió a demostrar que Keanu Reeves funciona a la perfección dentro del cine de acción. El actor, siempre con su rostro impasible, aporta un gran carisma al protagonista y cierta profundidad aunque el 90% del tiempo esté con un arma en la mano. A sus Johnny Utah, Jack Traven y Neo se unió John Wick. Un personaje imprescindible de acción por década, algo de alabar. Junto a Reeves encontramos notables personalidades como el gran Willem Dafoe, Ian McShane o John Leguizamo. Michael Nyqvist volvió a ser el villano en una producción de Hollywood tras “Mision Imposible: Protocolo Fantasma”. La cinta cuenta además con tres conocidos rostros presentes en serie de HBO como son Alfie Allen (Theon en “Juego de Tronos”) o Lance Reddick y Clarke Peters (ambos de “The Wire”).

“John Wick” es una notoria película para todos los amantes del cine de acción. Sin inventar nada nuevo resultó novedosa y se convirtió en un clásico de culto moderno. Su éxito propició la secuela que ha llegado este año a las pantallas, y ya se ha anunciado una tercera entrega como fin de la Trilogía.

Lo Mejor: Es una cinta de acción honesta y directa. Su submundo criminal encerrado en un hotel.

Lo Peor: Una Banda Sonora a veces molesta. El guion de manual.

Anuncios

2 pensamientos en “John Wick, de Chad Stahelski

  1. De mis películas preferidas de los últimos años y de lo mejor que le ha pasado al cine de acción. Las escenas de acción están resueltas con tanta contundencia, claridad y diversión que hace ganar puntos a la película elevándola por encima de la media.

    Pd: Gran reseña. Me lanzo ahora por la de la segunda parte.

    Saludos.

    • Pues si Rodi, la película fue todo un sorpresón que demostró que no hace falta gastarse millonadas, sino ser honesto con un producto directo de acción con detalles interesantes.

      Gracias por comentar!

      Saludos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s