Wonder Woman, de Patty Jenkins

Diana, hija de Hipolita, la Reina de las Amazonas, decide ayudar a un soldado que ha llegado a su Isla Paraíso por accidente, huyendo de los alemanes. En el mundo de los hombres, la Princesa luchará para que la humanidad prevalezca frente a la Guerra.

“Wonder Woman” es una película que merece ser aplaudida. Y no por el hecho de que, cómo están haciendo casi todas las publicaciones, sea la primera película dirigida por una mujer en batir records de taquilla. Tampoco hay que aplaudirla por lo segundo citado en la frase previa. Hay que aplaudirla porque en DC han acertado después de tres productos muy irregulares. Y lo han hecho asemejándose, más que en cualquier otra de sus producciones previas, al estilo de su rival MARVEL. La cinta dirigida por Patty Jenkins tiene una historia sencilla, carente de pretensiones como podía tener “El Hombre de Acero”. Posee más color que las tres anterior película de la productora juntas. Y tiene humor. Simplón y para todos los públicos, pero lo tiene. Y hay que aplaudirla por haber conseguido, al fin, una más que digna película de superhéroes protagonizada por una mujer. Los recuerdos de “Elektra” o “Catwoman” (y ya no citemos “Supergirl”) siguen haciendo daño, pero están lejanos, y es de agradecer que hayan acertado con uno de los iconos del Noveno Arte. Wonder Woman no es un personaje más del cómic. Fue la primera gran superhéroina. Creada en 1941 por William Moulton Marston, pronto se convirtió en todo un referente feminista y de la lucha por los derechos a la igualdad, amén de ser usada también como elemento propagandístico durante su nacimiento en la II Guerra Mundial contra las fuerzas del EJE. La película tenía que salir bien. Al menos, mejor que las recientes del resto de sus compañeros de la Liga de la Justicia, pues, al contrario que ellos, nunca había tenido película propia. Algo a lo que ya se ha puesto solución.

La película narra la historia de Diana que dio pie a la foto que Bruce Wayne le enseña en “Batman v Superman”. Así, se muestra cómo la pequeña creció entre las valientes guerreras amazonas, adiestrándose. Ya adulta, con la aparición del espía Steve Trevor y la pérdida de un ser querido por la inserción de los alemanes en su Isla, decide partir para poner fin a la Guerra que está amenazando el mundo. En su camino, la inocente guerrera será testigo de la crueldad humana, empujada por el Dios que siempre ha torturado a la Humanidad y al que debe frenar como hicieran otras amazonas antes que ella muchos años atrás.
El camino del héroe una vez más. En este caso a través de una mujer que muestra una inocencia acorde al producto que protagoniza. Diana es valiente, guerrera, leal, poderosa, con unos fuertes ideales de Paz y Justicia, pero también, si, romántica. Hay mucho amor en “Wonder Woman”, de no ser así no sería una película a la altura del personaje. La relación entre Diana y Steve funciona gracias a la química de Gal Gadot y Chris Pine, que componen unos personajes con un arco emocional bien definido que se erige como el corazón del film por mucho que la protagonista afirme que los hombres no son necesarios más que para tareas reproductivas.

En todas las entrevistas, la directora Patty Jenkins aclara que su modelo para realizar la película ha sido el Superman de Richard Donner. Aunque su esquema y narrativa es muy similar al resto de producciones que presentan un personaje, en la presente dicha afirmación se personifica en modo de homenaje cuando Diana y Steve son asaltados en un callejón y la Princesa detiene una bala. A ello hay que sumar que, para no resaltar tanto la belleza de la amazona, el espía le sugiera llevar unas gafas como si de Clark Kent se tratara. Esa sencilla escena personifica el carácter lúdico del producto, que posee dos tramos brillantes en su inicio (todo el inicio en Themyscira) y en su mitad (la sensacional y emocionante secuencia en Tierra de Nadie cuando la protagonista luce por primera vez, y en todo su esplendor, su famoso traje), pero que concluye de forma muy tradicional con el enfrentamiento del villano de turno cargado con muchos fuegos artificiales.
No sé yo si en MARVEL se habrán dado de cabezazos al ver lo bien que se ha desenvuelto Patty Jenkins a la hora de afrontar un proyecto de esta magnitud. La directora fue la primera opción para dirigir “Thor: El Mundo Oscuro”, siendo sustituida debido a diferencias creativas y enfureciendo a una Natalie Portman que después de aquella no ha vuelto a dejarse ver por el Universo MARVEL. Jenkins se amolda al género ofreciendo un producto cercano al notable en casi todo su metraje, teniendo como grandes colaboradores un reparto capitaneado por Gadot y una fantástica música compuesta por el cada vez más solicitado Rupert Gregson-Williams. Sin embargo, creo que es justo decir que antes que ella ha habido otras directoras que demostraron que no era una cuestión de género el cine de acción. Sin ir más lejos, y como ejemplo más claro,  tenemos a Kathryn Bigelow (única directora con un Oscar) o a Mimi Leder.

El guion ha sido escrito por Allan Heinberg basándose en una historia creada por él y Zack Snyder que honra el origen del personaje y lo enfrenta a la maldad humana que sale a la luz en la Guerra. Es imposible no hacer alusión a “Capitán América: El Primer Vengador”, pues en aquella se nos presentaba un superhéroe que combatía en una contienda bélica y que precedía la que iba a ser la primera gran reunión de los Vengadores. “Wonder Woman” juega a lo mismo, introduciendo al personaje en un conflicto mundial y precediendo a la primera gran película grupal de DC que, esperemos esté más cerca de la presente que de las anteriores producciones (aunque reconozco que la versión extendida de “Batman v Superman” mejora lo visto en cine).

Si hubo una cosa que convenció de “Batman v Superman” era que Gal Gadot había sido una elección idónea como Diana Prince. La modelo y actriz personifica en pantalla a Wonder Woman otorgándole inocencia y carisma, logrando ser el mejor arma del film. A su lado, Chris Pine se desenvuelve con soltura protagonizando momentos cómicos. El elenco se compone por las presencias siempre bien recibidas de Robin Wright, David Thewlis, Elena Anaya, Danny Huston y Connie Nielsen.

Es posible que, vista dentro del género, “Wonder Woman” no aporte nada novedoso salvo el hecho de estar protagonizada por un mujer. Dejando de lado cualquier lectura feminista o reivindicativa, la cinta funciona a la perfección y honra al personaje consolidándose como uno de los blockbusters del año.

Lo Mejor: Gal Gadot. La sencillez de su historia y su ejecución. Su primer bloque y la secuencia en Tierra de Nadie.

Lo Peor: El (obligatorio y recurrente) enfrentamiento final.

Anuncios

2 pensamientos en “Wonder Woman, de Patty Jenkins

  1. Como siempre, coincido en todo lo que dices sobre la película. “Wonder Woman” es un film honesto, sencillo, espectacular y positivo. Captura muy bien la inocencia y valentía de su heroína. Posee algunas excelentes escenas de acción (la de las trincheras destaca por encima de resto). Y marca el camino a seguir para el DCEU.

    Me resultó un tanto cansino el enfrentamiento final contra ale villano, demasiado típico y demasiado CGI, pero es una pega menor a una buena película de aventuras.

    Pd: ¡Buena reseña!

    Saludos.

    • Pues si Rodi, el tono inocente del film en consonancia con el personaje le hace ganar muchos puntos. El tramo final es el típico de estas producciones. Esperemos que DC siga esta senda.
      Gracias por comentar!
      Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s