Dunkerque (Dunkirk), de Christopher Nolan

El nombre de Christopher Nolan se ha convertido en una marca capaz de arrastrar al cine a una gran cantidad de público dispuesto a ver sus propuestas cinematográficas, siempre interesantes y atrevidas aunque en algunos casos los resultados no estuviesen a la altura de los planteamientos presentados. Admiro su capacidad para abordar diferentes géneros y otorgarles un toque original, aunque se pase en intelectualizarlos verbalmente. Su nueva propuesta abraza el género bélico pero sin renunciar a sus señas de identidad narrativas, logrando una obra más cercana al thriller.

Tenía muchas ganas a la nueva película de Nolan, tantas que pensaba que sería su mejor película por dos detalles: la duración (la segunda más breve de su filmografía) y la casi ausencia de diálogos. Pero, desgraciadamente para mi, no ha sido así. Mis sentimientos hacia “Dunkerque” son contradictorios. Por un lado alabo el atrevimiento de Nolan a la hora de plantear la cinta de la manera que lo ha hecho. Pero, por otro, me siento insatisfecho de no haber conectado con la historia.

El director de “El Caballero Oscuro” narra la situación en que permanecieron varados 400.000 soldados británicos en la playa francesa de Dunkerque, esperando ser rescatados. Fue una espera angustiosa que hizo perder la esperanza a muchos de ellos. Aquel acontecimiento que significó una derrota fue convertido en triunfo al lograr rescatar a gran parte de los soldados. En ese sentido, la cinta se asemeja a la dirigida por Ron Howard, “Apollo XIII”, donde otro fracaso fue vestido de éxito. También al igual que aquella, “Dunkerque” escenifica el hecho desde tres puntos de vista, pero alterando la línea cronólogica de cada uno.
Es sabido que a Nolan le gusta jugar con el tiempo, ya sea con una narración a la inversa (“Memento”), alternando diferentes espacios temporales (“Origen”) o acelerando el reloj mediante la gravedad de un Planeta (“Interstellar”). Las posibilidades que le ofrece la cronología le sirven en esta ocasión para fragmentar el relato en tres bandas, correspondiendo cada una a lo acontece en los espacios terrestre, marítimo y aéreo. No se puede negar el riesgo que toma a la hora de plantear el film, logrando con tal atrevimiento narrativo su trabajo más radical al tomar como base un género clásico y narrarlo con originalidad. Ahora bien, durante el desarrollo de la cinta, ya entrada en materia y dando saltos sobre los diferentes puntos de vista, no hacía más que preguntarme ¿por qué? Es decir, ¿qué función tiene tal decisión? Parece que se quiere con ello remarcar la angustia y describir cómo fluía el tiempo en cada campo, pero, personalmente, dicha decisión me ha hecho descolgarme en alguna ocasión del relato. Y no por tal decisión en sí, sino porque a la hora de ejecutarla existen cortes de montaje que me han abofeteado. Justo cuando en un tramo se entra en algo interesante se corta y se pasa a otro de manera brusca, sin dar respiro. Y eso no me ha provocado angustia, sino mareo al no conseguir situarme dentro de la historia.

Además de estar ambientada en un terreno diferente, cada linea cronológica escenifica una pequeña historia con un gran tema en concreto.
La Tierra, desarrollada en la playa y el espigón, ejemplifica la resistencia  y la deseperacion por escapar del infierno de Dunkerque a través del único soldado superviviente de su escuadrón. Su bloque en conjunto es el mejor ya que se rige por las normas del cine de aventuras con toques de suspense. Cuando parece estar a salvo empieza otra vez la lucha por sobrevivir.
El Mar representa el rescate a través de ese pequeño barco que sale de costas británicas rumbo a Dunkerque por salvar cuantas más vidas mejor. El hombre al mando se mostrará firme en su decisión a pesar de rescatar a uno de los soldados que han sufrido el horror y teme volver. Este tramo plantea temas interesantes como el de los traumas tras la guerra y el valor, aunque contenga una pequeña historia interna que no acaba de desarrollarse con toda la fuerza suficiente.
El Aire es la protección por medio de los pilotos de cazas Spitfire. Aquí se muestra con rigor la buena labor de los pilotos aún a pesar de tener en contra, ademas de a los enemigos, la escasez de combustible. Es la trama que más me ha aburrido por resultar excesivamente monótona en su puesta en escena, la cual nos mete dentro de la cabina del caza y nos muestra lo que ve el piloto, todo ello con apenas tres planos que se extienden hasta el tercer acto, donde alza el vuelo.

Cada bloque argumental posee personajes a los que seguimos, pero con los que cuesta conectar. Bien es cierto que el objetivo de la cinta es introducirnos de lleno en la atmósfera claustrofóbica y hostil que se padeció en la costa francesa, pero sin un personaje con el que empatizar cuesta mucho aguantar el viaje. Nolan, de esta forma, elude algo tan primordial en las historias como el factor humano, y opta por evitar cualquier atisbo de emotividad, narrando todo con distancia, sin escarbar en los sentimientos que padecieron esos hombres que se vieron envueltos en la contienda, aunque en el tramo final se traicione y quiera dotar al relato de un toque emocional tardío.

Ahora bien, a pesar de esos resquicios que he citado, la película merece ser vista en una gran pantalla por la fuerza de las imágenes. Nolan ya ha demostrado que es un director con talento visual, capaz de regalar verdaderas maravillas cinematográficas. En la presente cinta sigue dicho camino con estampas que simulan ser en ocasiones grandes lienzos pictóricos, en especial cuando muestra la extensa playa.
La apertura del film es de lo mejor de la filmografía del director. Los soldados caminando por las calles desiertas del pueblo y que son cubiertos por una lluvia de panfletos que les advierten que están rodeados plantean el conflicto del film, el cual arranca cual locomotora sin apenas ofrecer respiro. Los diez primeros minutos son una lección de gran cine, donde se dan de la mano el terror (el enemigo invisible que puede atacar en cualquier momento) y el thriller, logrando que nos adentremos en esa playa que simula ser una prisión para los soldados que aguardan. Si bien todo el tramo de los Spitfire resulta más tedioso por su planificación, ésto es equilibrado con la odisea por escapar de Tommy, el joven soldado, y el valor patriótico del veterano Sr. Dawson a bordo de su pequeña embarcación.
El director consigue un film notable a nivel técnico, donde la fotografía de Hoyte Van Hoytema se desmarca como punto fuerte junto a la música de Hans Zimmer, de nuevo indispensable para que Nolan pueda transmitir esa sensación de continúa desesperación por medio de una composición que se camufla entre las imágenes como si de un cronometro se tratara. El sonido está muy bien tratado, con los los disparos y las bombas como punto fuerte. En especial, me ha parecido inquietante toda la secuencia en que los soldados están dentro del bote que sirve de diana para el enemigo.

La película es muy personal para Nolan, quien se encarga también en solitario del guion, el cual trata de desarrollar cada historia independiente como si de un relato de suspense se tratara hasta acabar por convergir en un mismo punto de encuentro. Como he dicho antes, la idea es brillante, pero no le veo mayor motivo que el querer jugar con las lineas temporales por capricho, impidiendo conectar con los personajes.
Entre el reparto encontramos los rostros de Mark Rylance, Kenneth Branagh (el mejor para mi gusto), Cilliam Murphy, el joven Fionn Whitehead, Harry Styles (vocalista de One Direction) o Tom Hardy, aunque a éste último el rostro se le ve lo justo en su rol de piloto. Me gustaría decir que alguno de ellos sobresale, pero me han parecido por lo general correctos, con unos roles que son más bien conceptos que personajes en sí mismos.

“Dunkerque” es una de las películas del año, sin duda. Ya está haciendo correr ríos de tinta y volviendo a enfrentar a los defensores y a los detractores del director. Para mí ha sido una ligera decepción por no haber conectado como me hubiese gustado con lo que se narra, claro que a nivel visual y en lo referente a factura técnica poca pega se le puede poner.

Lo Mejor: Su apertura. La idea de fragmentar el relato a tres bandas en diferentes lineas temporales.

Lo Peor: La falta de empatía hacia los personajes. La narración en diferentes momentos temporales me resulta caprichosa.

Anuncios

2 pensamientos en “Dunkerque (Dunkirk), de Christopher Nolan

  1. Ahora que estoy de vacaciones tengo tiempo para poco a poco ponerme al día con tus reseñas. Con respecto a “Dunkirk” no coincidimos totalmente, aunque entiendo tu punto de vista y creo que has realizado una gran reseña.

    El tema de las tres lineas temporales y sus saltos, que como dices es un recurso brutal, pero sí me parece justificado ya que Nolan lo que pretende es meternos en la historia y hacer que la tensión sea la máxima posible, si lo piensas si contara cada una de forma independiente, o todo en orden cronológico, gran parte de la tensión de la historia se perdería, Nolan no nos deja de esta forma respirar ni un segundo. De ahí también ese contante tic-tac de la banda sonora.

    Con respecto al desarrollo de los personajes, suele ser habitual en ele cine bélico, centrarse más en el conflicto que en el desarrollo de personajes, quitando al personaje de Rylance, los demás son arquetipos de este tipo de cine, simplemente creo que Nolan se centra más en el conflicto que en las personas que lo vivieron.

    Creo que es una gran experiencia sensorial, y como dices, una de las películas del año.

    Saludos.

    • Rodi, entiendo perfectamente lo que dices sobre lo que se pretende mediante la forma en que está narrada, pero a mí me sacó en muchos momentos a pesar de ser una película que quiere engullirte en su contrarreloj. No se, me gusta su propuesta, pero no me engancha.
      Eso sí, como espectáculo cinematográfico ninguna pega.
      Ya sabes, es bueno tener puntos de vista diferentes 😉
      Gracias por comentar!
      Un saludo!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s