Acerca de Ramón Cervantes

Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte, en especial del cine mainstream. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

Ready Player One, de Steven Spielberg

Imaginemos por un momento que somos Ernest Cline. Hemos escrito una novela que homenajea en esquema a “Charlie y la Fábrica de Chocolate” de Roahl Dahl utilizando el mundo de los videojuegos como telón de fondo e introduciendo a lo largo de toda la trama referencias populares de los 80. El libro se convierte en un exitazo y se suma a esa pasión desatada por todo lo que recuerde a la citada década. Un gran estudio como Warner compra los derechos para realizar la adaptación cinematográfica y, por si eso fuese poco, nos ofrece escribir el guion. ¿Qué más se podría pedir? Que el director más famoso de dicha década, precursor de títulos míticos e intocables de la misma, la realizara. Dicho y hecho. Spielberg se encargaría de dar vida a la aventura de Parcival y sus amigos en busca del Huevo Dorado de Halliday. Imaginémoslo. Nos sentiríamos las personas más afortunadas de la Tierra. Tal y como debe sentirse Ernest Cline.
Sigue leyendo

Anuncios

Han Solo: Una Historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story), de Ron Howard

Cuando Disney adquirió Lucasfilm y anunció una nueva serie de películas que ampliara la Saga que George Lucas inauguró en 1977 lo hizo no sólo mediante una nueva Trilogía que continuara las aventuras de los Skywalker 30 años después, sino creando su propio Universo Expandido mediante spin-offs. El primero de dichos proyectos llegó hace año y medio bajo el título “Rogue One”, película que funcionó gracias a notables secuencias bélicas y a la aparición especial de Darth Vader. Ahora, apenas cinco meses después del estreno de la que es la más controvertida cinta de la serie (y que con el tiempo, espero, se reivindique por lo atrevida que es), “Los Últimos Jedi”, llega el segundo de estos spin-off, centrado en la figura del contrabandista más famoso de la galaxia, Han Solo.

Sigue leyendo

Una Cuestión de Tiempo (About Time), de Richard Curtis

Los viajes en el tiempo han llenado multitud de relatos de ciencia-ficción. Casi siempre que aparecen son usados para cambiar hechos del pasado que alteren las líneas temporales en las que viven los protagonistas. Aunque la mayoría de películas con viajes en el tiempo puede entroncarse en el género de la acción y la aventura (“Terminator” y “Regreso al Futuro” son obras capitales) también se han utilizado para realizar comedia (“Atrapado en el Tiempo”, otro clásico) o cintas románticas. En éste último caso se puede citar “The Time Traveller´s Wife”, con la cual comparte protagonista femenina la película presente que dirigiese Richard Curtis en 2013.
Sigue leyendo

Ronin, de John Frankenheimer

Dos años después de sustituir a Richard Stanley y embarcarse en ese despropósito titulado “La Isla del Dr. Moreau” (cuyo germén es mucho más interesante que la película en sí como puede verse en el documental “Lost Soul”) el director John Frankenheimer fabricó éste thriller de acción que le sirvió para redimirse del citado remake y volver a demostrar su notorio talento tras la cámara.
Sigue leyendo

Vengadores: Infinity War (Avengers: Infinity War), de Anthony & Joe Russo

El Universo se siente amenazado por Thanos, Titán que busca sin descanso las Gemas del Inifinito, con las cuales alcanzar el poder ilimitado. Sólo los Vengadores pueden detenerlo.

2008 fue el año de Batman y Joker, sin discusión. Sin embargo, antes de que “El Caballero Oscuro” se estrenase, el último fin de semana de Abril de 2008 llegó a las pantallas del mundo “Iron Man” (en Estados Unidos, y como ocurriría con muchas otras cintas de MARVEL Studios después, lo haría una semana después). La que parecía ser una película más basada en un superhéroe de cómic guardaba tras los créditos finales un easter egg con la aparición sorpresa de Nick Fury. Se ponía así la primera piedra de un proyecto que iba más allá de películas individuales sobre personajes que llevaban aguardando largo tiempo a que se les hiciese justicia. Y ya entonces, aunque no nos diésemos cuenta, MARVEL estaba cambiando las reglas del juego. En esos primeros años (los pertenecientes a la conocida Fase 1) los productos de la nueva productora cinematográfica eran bien recibidos por los fans, entregando casi siempre cintas entretenidas con altas dosis de comedia dirigidas a toda la familia, lejos de la profundidad oscura (y algo pretenciosa) de los celebrados Batman de Nolan. Pero MARVEL siempre ha sido fiel a sí misma y ha elaborado un Saga cinematográfica con alma de serial donde la meta estaba clara en cada tramo (“Los Vengadores” sigue siendo a día de hoy una de las mejores cintas basada en un cómic y su secuela “La Era de Ultrón” siempre la consideraré infravalorada). Pero todo quedaba a la puerta de algo más grande, y cada nueva película de sus personajes dejaba una migaja de pan con el nombre de un personaje en el horizonte: Thanos.

Sigue leyendo

Willow, de Ron Howard

Recuerdo que cuando veraneaba en uno de los pueblos de la costa granadina íbamos a un enorme chiringuito situado en medio de un parque junto a la playa. En él proyectaban todas las noches películas sobre una lona, lo que podría llegar considerarse un cine de verano a fin de cuentas. Fue ahí donde me encontré repetidamente con Willow, Madmartigan y la terrible bruja Bavmorda.

Willow es un granjero que vive en su aldea con su mujer e hijos con la esperanza de convertirse en un gran mago. Un día sus hijos encuentran en el rio a una niña pequeña, a la que Willow deberá custodiar y poner a salvo de la Reina Bavmorda con la ayuda de inesperados aliados.
Sigue leyendo

Malas Calles (Mean Streets), de Martin Scorsese

Entre las muchas películas pendientes que abarcan mi lista se encontraba la que supondría la primera colaboración entre Scorsese y De Niro. Realizada a principios de los 70 (cuando Hollywood vivió una inyección de sabía nueva con la irrupción de directores como Coppola, Friedkin, Cimino, De Palma o Spielberg) sería la primera película verdaderamente característica del director italoamericano, quien ya había debutado en el largometraje con “Who´s Knocking my Door?” y “El Tren de Bertha”, ésta última bajo el amparo (como muchos otros directores de su generación) de Roger Corman.

La historia sigue a Charlie, un joven pandillero que se dedica a hacer recados y cobrar deudas para su tío por las calles de Little Italy mientras mata las horas junto a sus amigos trapicheando. Charlie aspira a regentar un restaurante y alcanzar un estatus similar al de su tío, sin embargo su fidelidad hacia su amigo Johnny Boy, un bala pérdida que debe dinero a otro de sus amigos, y la relación que establece con la prima de este, Teresa, pueden complicar su objetivo.

Sigue leyendo

Black Panther, de Ryan Coogler

Siguiendo con su característica velocidad de crucero, MARVEL Studios ha traído a las pantallas la primera aventura en solitario de Black Panther, personaje que llevaba mucho tiempo viajando de cajón en cajón de los estudios de Hollywood. El personaje tuvo su presentación en “Capitán América: Civil War” y ahora le toca protagonizar una aventura en solitario de la misma forma que antes sucediese con Doctor Extraño y Ant-Man. Al igual que aquellos, el Rey de Wakanda es conocido dentro del Universo marvelita pero sin poseer lo extendida popularidad de las primeras espadas que comenzaron todo el tinglado cinematográfico, lo cual hace que sea mucho más sorprendente el éxito que está poseyendo su primera aventura en la gran pantalla, llegando a ponerse al nivel taquillero de la primera reunión superheroica del grupo.

Sigue leyendo

El Hilo Invisible (Phantom Thread), de Paul Thomas Anderson

Que Paul Thomas Anderson estrene una película supone todo un acontecimiento para los amantes del cine. En poco más de veinte años su nombre reluce entre aquellos cineastas norteamericanos que se presentaron a finales de los 90. Sus propuestas en principio recordaban a genios como Scorsese o Robert Altman, ya fuese por su nerviosismo en la puesta en escena y el montaje o por el talento de cruzar diversas historias que converjan en un único relato. Bajo mi punto de vista la película que sirvió como punto de inflexión en su filmografía fue “There will be Blood”, donde aparcaba parte de la vertiginosa narración en pos de una puesta en escena más sosegada y clásica, a la vez que magnánima, que emulaba grandes títulos del cine dirigidos por John Huston o George Stevens. Desde entonces se ha volcado en seguir desarrollando historias de marcado toque psicológico (“The Master” es la mejor muestra de ello) sin sacrificar ni un ápice de su pulcro estilo tras la cámara.

Sigue leyendo