Cara a Cara (Face/off), de John Woo

Hace unas semanas revisioné “Cara a Cara”. Hacía muchos años que no la veía y la recordaba fabulosa, un espectáculo de acción de primera con unos Travolta y Cage apoteósicos. Sin embargo mi mirada de hoy no es la misma que la de aquel chaval de casi catorce años que se acercó a la sala de cine, hace ya veinte años. La cinta, como aquel muchacho, ha envejecido, quedando encorsetada en exceso en lo que fue el cine de acción de los 90.

El agente del FBI Sean Archer captura, tras años de caza, al terrorista Castor Troy, dejándolo en coma. Sin embargo, cuando se descubre que Troy ha escondido una bomba en la ciudad de los Ángeles, Archer deberá tomar la identidad del terrorista trasplantándose su rostro. El problema surge cuando Troy despierta del coma y suplanta a Archer.

Sigue leyendo

Anuncios

Spider-Man: Homecoming, de Jon Watts

Una de las grandes sorpresas de “Capitán América: Civil War” fue la de encontrar junto con a los Vengadores al trepamuros más famoso del mundo del cómic (y del cine). Tras largo tiempo de rumores sobre la posibilidad de utilizar al hombre araña en el Universo MARVEL, por fin dicho sueño se hizo realidad. Claro que el trayecto hasta lograrlo no fue un camino de rosas. Spider-Man, al igual que Batman para DC, es el valuarte de MARVEL, el personaje más icónico. Tras la estupenda (aunque irregular) trilogía de Raimi, SONY decidió en 2012 reiniciar la franquicia con un film que tenía a Andrew Garfield y Emma Stone como protagonistas. “The Amazing Spider-Man” no fue tan desastre como pareció, aunque prefiero su secuela, la aún más criticada “El Poder de Electro” como se subtitulo aquí. Con sus peros, las dos entregas dirigidas por Marc Webb se esforzaban por ser una adaptación lo más cercana posible a la línea Ultimate del personaje, aunque careciendo de la chispa y el encanto clásico de las de Raimi, amén de no alcanzar las altas cuotas de “Spider-Man 2”, aún a día de hoy la mejor película realizada del personaje. Ante esta perspectiva, y tras el relativo fracaso de taquilla de la segunda entrega, SONY reculó y aceptó el acuerdo que MARVEL Studios le ofrecía de utilizar al personaje dentro de su Universo y comenzar, de nuevo, una nueva tanda de películas. Y así es cómo se ha llegado al segundo reseteo del personaje en diez años, introduciendo a Peter Parker en un mundo dónde no es el único superhéroe.

Sigue leyendo

La Isla (The Island), de Michael Bay

islandposter“Dos Policías Rebeldes II” marcó el fin de una etapa en la trayectoria de Michael Bay. Tras ella, su asociación con Jerry Bruckheimer concluyó, marchándose a trabajar a la productora de Spielberg, Dreamworks, con un proyecto en que volvía a narrar una historia de ciencia-ficción con toques de acción.

En un futuro, Lincoln 6 Echo vive junto con otros individuos en una instalación a la espera de marcharse a la isla, el último reducto sin contaminar de la Tierra. Sin embargo, su naturaleza humana y dicho paraíso no son lo que parecen.

Sigue leyendo

Dos Policías Rebeldes II (Bad Boys II), de Michael Bay

badboys2posterEl fracaso de “Pearl Harbor” no solo fue (relativamente) económico. Con ella Michael Bay esperaba obtener algún reconocimiento crítico como narrador, cosa que no sucedió ni por asomo. Y es que, por muy bonitas que fuesen sus imágenes, el tono panfletario estaba desgastado, condenando al film. Por ello, Bay, de nuevo en colaboración con Bruckheimer, decidió volver a sus orígenes y retomar los personajes con que debutó en la gran pantalla.

Sigue leyendo

Fast & Furious 8 (The Fate of the Furious), de F. Gary Gray

“Fast and Furious 7” pareció poner punto y final a un camino que comenzó en 2001 y resurgió por sorpresa en 2009 con el regreso de los actores originales en la cuarta entrega. La muerte de Paul Walker presagiaba un cambio de rumbo a la hora de idear las nuevas entregas, las cuales fueron anunciadas recién estrenada la séptima entrega. Y es que Vin Diesel no iba a frenar el carro que le daba de comer, con lo cual anunció, ni mas ni menos, unas futuras tres entregas que funcionarían como nueva trilogía. Casi nada. Al reparto de habituales, donde repetirían hasta los villanos previos, se unía la presencia de Charlize Theron, coronada como reina del cine de acción tras su Imperator Furiosa, personaje cuyo apellido auguraba su incorporación en la Saga automovilística.

Tras un golpe en Berlín, Dominic Toretto traiciona a su amigos aliándose con la hacker internacional Cipher. Para detenerlo, el grupo tendrá que trabajar en equipo con su viejo enemigo Deckard Shaw.

Sigue leyendo

Fast & Furious 7 (Furious 7), de James Wan

La Saga automovilística más famosa del cine sufrió un duro revés en Noviembre de 2013. Uno de los rostros de la Saga, Paul Walker, fallecía en un accidente de coche en lo que parecía una macabra broma del destino. La producción de la séptima entrega se detuvo a la espera de saber qué hacer, pues el actor había grabado gran parte de su participación pero faltaban aún varias escenas. Tras varias reuniones se decidió seguir con la película y utilizar a los hermanos de Walker para rodar las escenas restantes. La película, esperada tras el desenlace de la sexta parte, se convirtió en uno de los títulos con más éxito de 2015.

Toretto y sus compañeros deben enfrentarse a Deckard Shaw, quien busca destruir al equipo que casi mató a su hermano y lo puso en manos de la justicia. Para detenerlo, Toretto aceptará trabajar para una agencia secreta de vigilancia comandada por Mr. Nadie.

Sigue leyendo

Ghost in the Shell, de Rupert Sanders

Un servidor tiene al anime “Ghost in the Shell” en un altar. Cuando corría el año 1995 llamó mi atención el poster de la citada película en mi videoclub habitual. El llamativo elemento publicitario con la protagonista luciendo unas enormes gafas oscuras y un arma sobre una ciudad futurista, sumado a la crítica que la vendía cómo el tipo de película que realizaría James Cameron, captaron de lleno mi atención. Ya había visto “Akira”, pero el impacto que me supuso ver la cinta realizada por Mamoru Oshii no lo volvió a igualar ningún anime a pesar de ver posteriormente auténticas joyas. Sobre su universo expandido (manga, secuela, series) no conozco nada, más allá de su existencia. Aunque suene absurdo, la cinta del 95 poseía tanto valor que siempre he temido acercarme al resto de productos por miedo a perjudicar su recuerdo.
El anuncio de que Hollywood estaba interesado en rodar una adaptación siempre llamó mi interés. Aunque parecía ser irrealizable (tanto como parece ser “Akira”) por diferentes problemas, finalmente fue Spielberg quien adquirió los derechos en 2008 para dar luz verde al proyecto años después. Una vez anunciada la realización del film, el mayor aliciente no era solamente ver en acción real los trazos del anime, sino la actriz que daría vida a la protagonista, una Scarlett Johansson consolidada como estrella de acción.
Sigue leyendo