Logan, de James Mangold

Lobezno (Wolverine) es uno de los personajes más queridos del Noveno Arte. Gracias a su representación en la película de 2000 “X-Men” alcanzaría mayor popularidad entre aquellos que no lo conociesen. Desde entonces ha encabezado las películas grupales (con la salvedad de “First Class” y “Apocalypse”, donde aparece en breves cameos) y ha protagonizado aventuras en solitario. Como bien se ha demostrado en varios comics, tiene mucho potencial para embarcarse en historias que no tengan incluidos a sus compañeros mutantes, sin embargo en el cine dichas aventuras no estuvieron a la altura. La primera no dejaba de ser una, decepcionante, cinta de acción con una historia de manual, un casting bastante cuestionable y un maltrato a personajes conocidos (Deadpool como el caso más sangrante, menos mal que Reynolds se redimió el pasado año), sin citar los irrisorios efectos visuales. La segunda mejoraba un poco introduciendo al personaje en Japón por medio de loables secuencias de acción, sin embargo volvía a resultar demasiado superficial e insatisfactoria para lo que podía ofrecer. Tras ella, el director James Mangold y el actor Hugh Jackman anunciaron una nueva entrega que funcionaría como despedida. Y lo harían con total libertad, sin escatimar en crudeza, apostando por la calificación R (para mayores), a lo cual ayudó el éxito de “Deadpool”. Aunque las primeras imágenes dejaban ver algo inusual y diferente que hacía soñar con una película que rememorara El Viejo Logan de Mark Millar, fue su avance con la canción de Nine Inch Niles “Hurt” cantada por Johnny Cash la que logró elevar sobremanera el interés por el proyecto. Y es que, como la voz del viejo cantante relatando su dolor, “Logan” es una triste balada dedicada a un gran personaje. Ya iba siendo hora de que a Lobezno le rindiesen tributo como se merece, haciendo honor al dicho de que a la tercera va la vencida.

Sigue leyendo

Moonlight, de Barry Jenkins

moonlightposterSi por algo pasará a la historia la gala número 89 de los Oscars será por el desenlace con los sobres. Es posible (quizás me equivoque) que ese hecho acabe perjudicando injustamente con el tiempo a la cinta ganadora, “Moonlight”. Y es que, no nos engañemos, por muchos detractores que le acabaran saliendo a medida que se acercaba la ceremonia, “La La Land” merecía ganar. Personalmente era mi favorita, la que más desprendía ese aroma de “Gran Ganadora de Oscars” con orgullo, rememorando el Hollywood clásico. Si bien se alzó con el mayor número de estatuillas, a la película de Chazelle se le aguó la noche en el premio final. En un giro final de los acontecimientos más propio de un guion, la cinta dirigida por Barry Jenkins se alzó con el gran premio de la jornada coronándose como ganadora moral justo con otros dos (Secundario y Guión Adaptado). Y no me parece mal, al fin y al cabo era mi segunda opción.

Sigue leyendo

Her, de Spike Jonze

herposterHay una estampa que es habitual en nuestro día a día. Ya sea en un transporte público, en una cafetería, paseando por la calle, incluso en el trabajo. La imagen de alguien pegado a su smartphone (anteriormente conocido como teléfono móvil). La tecnología pareció llegar para hacer la vida más cómoda a los seres humanos, ayudándole en diferentes tareas, ya fuesen domésticas o laborales. Sin embargo, ese aliado tecnológico se ha convertido en algo ya indispensable en la vida diaria de nuestra raza, siendo el móvil el elemento básico para la mayoría de mortales a día de hoy. Hace mucho tiempo (no tanto, en realidad), tener un móvil te permitía, además de poder llamar, enviar y recibir mensajes de texto (SMS). Con el tiempo, el dispositivo fue adquiriendo más y más potencial a medida que menguaba de tamaño. Pronto, el famoso teléfono mini caracterizado por su teclado y su pantallita fue modificado por una pantalla de 4 pulgadas táctil. Dicho avance no ofrecía más que comodidad (y estatus) al usuario, pero abría la ventana a que todo estuviese al alcance de un toque o de una orden vocal, otorgando al aparato un poder superior. Hoy vivimos en esa realidad, y Spike Jonze partió de ella para crear una intima y romántica historia.

Sigue leyendo

Manchester frente al Mar (Manchester by the Sea), de Kenneth Lonergan

manchesterposterLee Chandler trabaja como conserje en un edificio de Boston. Un día recibe la noticia de que su hermano ha fallecido, debiendo volver a su pueblo natal para encargarse de los preparativos del funeral y de su sobrino de 16 años.

“Manchester by the Sea” iba a ser el debut en la dirección de Matt Damon, quien pidió ayuda a su amigo Kenneth Lonergan para crear el guión a partir de una idea que se le habia ocurrido. Con el tiempo, Damon se apeo del proyecto como director, aunque luchó por que la cinta siguiera adelante convenciendo a Lonergan para dirigirla. El guionista, que sufrió un duro revés por el trato hacia su anterior película, “Margaret”, aceptó tras meditarlo en profundidad. Con la colaboración de Casey Affleck, el director ha realizado una de las películas más aclamadas del año que tuvo su presentación en el Festival de Sundance de 2016.

Sigue leyendo

Vivir de Noche (Live by Night), de Ben Affleck

liveposterJoe Coughlin, hijo de un oficial de policía de Boston, regresa de la Guerra y comienza una vida de delincuencia. Su historia de amor con Emma Gould lo llevará a enfrentarse contra el capo irlandés Albert White, de quien jura vengarse aliándose con Maso Pescatore, a quien ayuda con el contrabando de ron en Florida.

Dennis Lehane alzó su voz en el género negro a mediados de los 90, cuando comenzó a publicar las estupendas novelas protagonizadas por los detectives Patrick Kenzie y Angela Gennaro. Pero fue en 2003 cuando alcanzó gran popularidad gracias a Clint Eastwood y la adaptación de su novela “Mystic River”. Desde entonces ha sido habitual ver su nombre anclado a varias obras cinematográficas, como “Shutter Island” de Scorsese o “La Entrega”, cuyo guion escribió, así como a dos series de televisión reverenciadas como “The Wire” o “Boardwalk Empire”, para las que escribió unos pocos capítulos. Es con ésta última serie de televisión con la que tiene mucho que ver la novela que publicase en 2012, “Vivir de Noche”, la cual ha elegido Ben Affleck para adentrarse de nuevo en territorio del escritor bostoniano.

Sigue leyendo

Trainspotting, de Danny Boyle

trainspottingposter“Elige la vida. Elige un trabajo. Elige una carrera. Elige una familia”. Así comienza la película que marcó un antes y un después en la historia de la filmografía británica cuando se presentó al mundo en el año 1996. Con motivo del estreno de la esperada segunda entrega me ha parecido un buen momento para recordarla y retocar lo que escribí sobre ella en 2006.

Renton, Sick Boy, Begbie, Spud y Tommy son cinco amigos que viven en Escocia sin otra manera de matar el tiempo que no sea jugando al fútbol, buscando broncas o drogándose. Un día, Renton se replantea su existencia y decide dar el duro paso de dejar esa vida.

Sigue leyendo

La La Land, de Damien Chazelle

lalaposterCuánta razón tenía el personaje de Björk en “Dancer in the Dark” al afirmar que le gustaría vivir en un musical de Hollywood, porque en los musicales nunca pasa nada malo. Aunque podemos encontrar muchos ejemplos dentro del género de historias que no son tan felices (la cinta de Von Trier es el máximo exponente), a nivel global el musical siempre irradia optimismo y vitalidad, especialmente los títulos que tuvieron como máximos embajadores a figuras como Fred Astaire, Ginger Rogers o Gene Kelly entre otros muchos. Pues bien, Damien Chazelle recoge el guante de dicha tradición, ofreciendo un musical vibrante y encantador, a la altura de las mejores, que se alzó en los pasados Globos de Oro con siete Premios, convirtiéndose así en la cinta más premiada de la Historia de dichos galardones.

Sigue leyendo

Aliados (Allied), de Robert Zemeckis

alliedposterMax Vatan es un oficial al servicio del Imperio Británico durante la II Guerra Mundial al que le es encomendada una misión en Marruecos. Para llevarla a cabo hará equipo con la agente francesa Marian Beauséjour, de quien se enamorará y casará. De regreso al hogar, los superiores de Vatan le informan de la posibilidad de que su ya esposa sea una espía nazi.

Sigue leyendo