Dos Policías Rebeldes (Bad Boys), de Michael Bay

badboysposterLa pareja de productores Don Simpson/Jerry Bruckheimer fue muy popular durante parte de los 80 y 90. Aunque al inicio de su carrera podemos encontrar títulos destacables como “Ladrón” de Michael Mann, es a partir de mediados de los 80 cuando viran hacia el cine palomitero con títulos como “Superdetective en Hollywood” o “Top Gun”. Su estilo es palpable en cada film, siendo la gran mayoría cintas de acción con una notoria influencia publicitaria. En el año 1995 presentaron tres cintas. Por un lado la fantástica cinta de Tony Scott “Marea Roja”, por otra el drama estudiantil protagonizado por Michelle Pfeiffer “Mentes Peligrosas”, y por último una comedia de acción protagonizada por dos rostros populares de televisión como eran Martin Lawrence y Will Smith. Aunque la promoción se volcó en aupar a sus protagonistas, la película sería la encargada además de presentar en sociedad a un director que se haría un nombre propio en el cine espectáculo, Michael Bay.

Sigue leyendo

El Lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street), de Martin Scorsese

wolfposterResulta increíble como algunos nombres referenciales que surgieron en el Hollywood de los 70 siguen demostrando una vitalidad fílmica envidiable. Entre ellos destacan, sobre todo, Spielberg y Scorsese, capaces de adaptarse a los nuevos tiempos sin renunciar a sus discursos y buenas maneras cinematográficas. En especial sorprendió la versión que hizo el director italoamericano sobre la figura de Jordan Belford, un broker de Wall Street que fue condenado por manipular el mercado de valores y lavar dinero.

Sigue leyendo

Her, de Spike Jonze

herposterHay una estampa que es habitual en nuestro día a día. Ya sea en un transporte público, en una cafetería, paseando por la calle, incluso en el trabajo. La imagen de alguien pegado a su smartphone (anteriormente conocido como teléfono móvil). La tecnología pareció llegar para hacer la vida más cómoda a los seres humanos, ayudándole en diferentes tareas, ya fuesen domésticas o laborales. Sin embargo, ese aliado tecnológico se ha convertido en algo ya indispensable en la vida diaria de nuestra raza, siendo el móvil el elemento básico para la mayoría de mortales a día de hoy. Hace mucho tiempo (no tanto, en realidad), tener un móvil te permitía, además de poder llamar, enviar y recibir mensajes de texto (SMS). Con el tiempo, el dispositivo fue adquiriendo más y más potencial a medida que menguaba de tamaño. Pronto, el famoso teléfono mini caracterizado por su teclado y su pantallita fue modificado por una pantalla de 4 pulgadas táctil. Dicho avance no ofrecía más que comodidad (y estatus) al usuario, pero abría la ventana a que todo estuviese al alcance de un toque o de una orden vocal, otorgando al aparato un poder superior. Hoy vivimos en esa realidad, y Spike Jonze partió de ella para crear una intima y romántica historia.

Sigue leyendo

La La Land, de Damien Chazelle

lalaposterCuánta razón tenía el personaje de Björk en “Dancer in the Dark” al afirmar que le gustaría vivir en un musical de Hollywood, porque en los musicales nunca pasa nada malo. Aunque podemos encontrar muchos ejemplos dentro del género de historias que no son tan felices (la cinta de Von Trier es el máximo exponente), a nivel global el musical siempre irradia optimismo y vitalidad, especialmente los títulos que tuvieron como máximos embajadores a figuras como Fred Astaire, Ginger Rogers o Gene Kelly entre otros muchos. Pues bien, Damien Chazelle recoge el guante de dicha tradición, ofreciendo un musical vibrante y encantador, a la altura de las mejores, que se alzó en los pasados Globos de Oro con siete Premios, convirtiéndose así en la cinta más premiada de la Historia de dichos galardones.

Sigue leyendo

Demolition Man, de Marco Brambilla

demolition_manposterSiempre recordaré con cariño cuando fui a ver “Demolition Man” al cine. Fue la película inaugural en un nuevo cine en Granada que poseía seis salas y que fue cerrado a los diez años de su apertura en sustitución de otro dentro del mismo centro comercial (y, mucho me temo, correrá la misma suerte que su predecesor). La sala número 1 era gigantesca y la elegida para los grandes estrenos. Fue en ella donde presencié éste enfrentamiento entre Stallone y Wesley Snipes, y dónde descubrí a Sandra Bullock.

Sigue leyendo

Shakespeare in Love, de John Madden

shakespeareposterNo son pocas las ocasiones en que la Academia de Cine de Hollywood ha premiado películas que fuesen cuestionadas a pesar de que en el momento de su estreno obtuvieran buena recepción. Ejemplos hay muchos, siendo uno de ellos el de 1998, cuando teniendo el Desembarco de Normandia de manos de Spielberg, el regreso de Malick por todo lo alto con “La Delgada Línea Roja” o la visionaria “El Show de Truman” (ninguneada ésta última en los apartados de Película y Actor), se decidió premiar a la simpática “Shakespeare in Love”. Si, a veces los Oscars más que alzar al Olimpo del Cine títulos, los estigmatizan. Sin embargo, en el caso citado entiendo, e incluso justifico, el que la premiasen, pues dicha decisión tiene mucho que ver con los temas de la cinta.

1593. Will Shakespeare es un joven dramaturgo que busca alcanzar la fama de otros contemporáneos. Sin embargo, ha entrado en una crisis creativa de la que parece no poder salir hasta que se cruza en su camino Viola de Lesseps, quien lo inspira para escribir su nueva obra, “Romeo y Julieta”.

Sigue leyendo

Annie Hall, de Woody Allen

AnnieHallCuando comencé en la blogosfera, allá por 2007, escribí sobre la Oscarizada cinta de Woody Allen. Si bien parte del contenido del presente texto es el bruto de aquella reseña, he decidido retomarla porque hace unos días volví a verla y, como a veces sucede, excedió su naturaleza de excelente película para convertirse en un túnel emocional debido al contexto en que la vi. Siempre he creído que, a pesar de ser de sus mejores películas, no era la mejor de Allen, y, aquí he de despojarme de toda careta, si la he considerado así ha sido por la rabieta infantil que me daba el que venciese a “La Guerra de las Galaxias” en los Oscars de aquel 1977. Sin embargo la madurez, y las experiecias, nos hacen abrir los ojos, y ahora he admirado matices y una profundidad que antes se me habían escapado, recordándome que la magia del Cine no sólo radica en la capacidad de sorprender en un primer visionado, sino en la riqueza que se puede encontrar en un obra al visitarla de nuevo años después.

Alvy Singer es un cómico neoyorkino que conoce a Annie Hall gracias a unos amigos. Ambos comenzarán una relación llena de altibajos por Nueva York.

Sigue leyendo

Café Society, de Woody Allen

CafeSocietyPosterNo son pocas las veces en que Woody Allen ha echado una mirada al pasado para desarrollar sus historias y exponer su perspectiva sobre la vida. Ahora, una vez más, retrocede a los años 30 para narrar la historia de un joven neoyorquino que se traslada a Los Angeles a trabajar para su tío, un importante agente de estrellas de Hollywood. En la soleada California será testigo del engranaje de la industria cinematográfica, a la vez que se enamorará perdidamente de la joven ayudante de su tío. Al tiempo, el joven regresará a Nueva York para ayudar a su hermano con un club de alta sociedad.

Sigue leyendo

Sing Street, de John Carney

SingStretJohn Carney ha encontrado en la música la base perfecta sobre la que crear sus historias. Así sucedió en 2007 con “Once”, continuó en 2014 con “Begin Again” y ha vuelto a lograrlo con su última cinta, la cual parece poseer tintes más autobiográfico que las citadas.
La historia se centra en Cosmo, un joven de 14 años que vive un clima bastante tormentoso en su casa. Cuando cambia de colegio conoce a Raphina y decide impresionarla formando un grupo de música junto a varios compañeros.

Sigue leyendo