SPECTRE, de Sam Mendes

spectre_ver2La llegada a las carteleras de una película de 007 era una invitación para vivir aventuras en lugares exóticos junto a mujeres hermosas y enfrentarse al megalómano villano de turno. Meros pasatiempos (algunos mejores que otros) con escenas de acción imposibles y una estética pop amable.
Los tiempos cambian y, ya entrados en el S. XXI, Bond se vio en una encrucijada. O se amoldaba a los nuevos tiempos, marcados por personajes de acción más humanos y torturadas (Bourne, Batman pasado por el filtro de Nolan), o moría autoparodiándose a sí mismo (“Muere otro Día”). Afortunadamente los padres cinematográficos de la criatura, los Broccoli, optaron por la primera vía encuadrando al personaje en un mundo actual, y otorgándole cicatrices. Así llegó “Casino Royale”, con un Bond novato, impetuoso, duro, que era traicionado por la mujer de la que se enamoraba y debía aprender las reglas del juego de manos de su madrina M. Tras ella llegarían “Quantum of Solace”, correcta cinta de acción que funcionaba como complemento a la anterior pero que quedaba muy por dabajo, y “Skyfall”, la cima de la serie, en donde se remarcaba la naturaleza de Bond como personaje anacrónico pero necesario para el mundo actual.
Sigue leyendo

Anuncios

Skyfall, de Sam Mendes

La quiebra de MGM en Noviembre de 2010 casi consiguió lo que ningún villano en la Saga de James Bond, que desapareciera de las pantallas. Afortunadamente la famosa compañía del león consiguió salir del aprieto salvando los proyectos que tenía en marcha, entre los que se encontraban “El Hobbit”, el remake de “Robocop” y la nueva aventura del Agente 007, la cual consiguió tener luz verde gracias al acuerdo que se firmó con Sony, coproductora de las dos entregas anteriores con Craig como agente al servicio de su Majestad. En Diciembre de 2010, cuando la productora fue rescatada, se fijó la fecha en que 007 volvería a las pantallas: el 26 de Octubre de 2012, coincidiendo con el 50 aniversario del estreno de “Dr. No”.
Sigue leyendo

Goldfinger, de Guy Hamilton

Si existe una película dentro del Universo Bond que es catalogada como canónica esa es “Goldfinger”. El agente secreto creado por Ian Fleming ya contaba con dos películas (“James Bond contra el Dr. No” y “Desde Rusia con Amor”) pero fue en la presente, realizada en 1964, cuando se asentaron por completo las bases y el estilo que caracterizarían las posteriores aventuras del agente 007.

James Bond recibe la misión de investigar al millonario Auric Goldfinger iniciándose así una cuenta atrás por detener al magnate en su codicia por llevar a cabo su plan maestro Grand Slam.

Sigue leyendo

Muere otro día, de Lee Tamahori

die-another-dayJames Bond es apresado en Corea del norte. Tras su liberación su objetivo será encontrar a la persona que le tendió la trampa y detener a los norcoreanos que perseguía y que comerciaban con diamantes.

“Muere otro día” no es un una película más del espía británico más famoso del cine. Es la película numero 20 que se estrenaba a la par que el personaje cumplía 40 años en el cine. Así pues había que celebrarlo por todo lo alto y ¿qué mejor que hacerlo con una película que llevara al extremo el Universo Bond.
Sigue leyendo

Casino Royale, de Martin Campbell

James Bond es ascendido como agente doble cero, a pesar de sus métodos bruscos y violentos. Su nueva misión le lleva hasta el Casino Royale en Montenegro en donde tendrá que vérselas con Le Chiffre, quien ayuda a financiar el terrorismo, en una partida de cartas. Junto a Bond estará la bella Vesper Lynd, quien le ayudará a la hora de entrar en la partida.

Sigue leyendo